Reserva Nacional Pingüino de Humboldt

La Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, ubicada en el límite de las provincias de Huasco (Región de Atacama) y Elqui (Región de Coquimbo), posee una superficie total de 888,68 hectáreas. Fue creada en enero de 1990 convirtiéndose en un área protegida y administrada por la Corporación Nacional Forestal (CONAF), formando parte del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE) de Chile. La reserva está conformada por la isla Chañaral (Región de Atacama) y por las islas Choros y Damas (Región de Coquimbo). Este ecosistema desértico insular esta influenciada por la corriente fría de Humboldt, el anticiclón subtropical del Pacífico Sur y el efecto de sombra por parte de la Cordillera de la Costa y de los Andes.

El clima es de tendencia mediterránea, con presencia de neblina, la temperatura es relativamente baja, y una amplitud térmica diaria y anual baja debido a la influencia del mar. Las precipitaciones son escasas e irregulares, se concentran en invierno (de mayo a agosto), con 29 días de lluvia como promedio, no superando los 90 mm anuales, existiendo años secos con menos 25 mm como promedio y años húmedos con más de 175 mm, en ciclos irregulares y aparentemente relacionados con la oscilación meridional del Pacifico Sur.

La Reserva Nacional Pingüino de Humboldt se caracteriza por la presencia de una biota diversa y particularmente endémica. Existen 59 especies de plantas vasculares entre las que destacan añañucas amarillas (Rhodophiala bagnoldii), lirios (Alstromeria philippi), Eulichnia acida var. procumbens (copao ácido), entre otras. También se encuentran 68 especies de vertebrados terrestres, entre los mamíferos está el chungungo (Lontra felina), lobo de un pelo (Otaria flavescens), la yaca (Thylamys elegans) y el piuchén o vampiro (Desmodus rotundus).

Las aves son un grupo diverso y abundante en la reserva entre las que se destacan; el pingüino de Humboldt (Spheniscus humboldti), el pato yunco (Pelecanoides garnotii) y pato lile (Phalacrocorax gaimardi) todas especies protegidas y en categorías de conservación. Los mamíferos marinos están representados por el delfín nariz de botella (Tursiops truncatus) y la presencia estacional de ballenas (Balaenoptera spp). Estudios recientes en la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, han documentado que el ensamble de artrópodos terrestres es la más significativa en términos de diversidad y abundancia, ya que se han registrado más de 120 especies de artrópodos para las islas, incluyendo insectos (coleópteros, ortópteros y lepidópteros), arácnidos (arañas, escorpiones, ácaros) y miriápodos (quilópodos y diplópodos).

Y entre los artrópodos terrestres se destacan a la vaquita de la isla Choros (Gyriosomus granulipennis) y el escorpión de Cepeda (Brachistosternus cepedai), ambas especies en categoría de conservación, Vulnerable y En Peligro respectivamente; recientemente se describió la araña de isla Chañaral (Cyrioctea islachanaral), especie endémica de la Isla Chañaral con grupos hermanos en Namibia.

Recientemente se ha creado un Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos (AMCP-MU) en la comuna de La Higuera, Región de Coquimbo, y comuna de Freirina, Región de Atacama. A través de esta área marina protegida se busca conservar la riqueza marina del lugar impidiendo el desarrollo de cualquier actividad industrial que atente contra ella, y potenciando a la vez el desarrollo social y económico de las comunidades que habitan en esta zona.  Un AMCP-MU en esta zona promovería actividades sustentables como la pesca artesanal, el turismo y agricultura.